in ,

ES | Un finde a pura fraternidad

Ya pasaron dos semanas desde el Congreso de Chicos x Un Mundo Unido y las ganas de seguir construyendo un mundo más fraternos sigue creciendo!!!

Del 23 al 24 de octubre, se realizó el Congreso de Chicos x Un Mundo Unido en la Mariápolis Lía.  Alrededor de 200 adolescentes entre 13 y 18 años de La Rioja, Santa Fé, Córdoba y Bs. AS compartieron un fin de semana allí!

Sin duda el paso por la Mariápolis dejó huellas en cada uno de los chicos y chicas que participaron. Describir este lugar en pocas palabras no es tarea sencilla, porque básicamente más allá del lugar físico, la Mariápolis se vive, es una experiencia!!!…pero para que conozcas un poco más sobre ella, está situada en O’Higgins, en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con una población estable de 220 habitantes; hombres y mujeres, chicos, chicas, familias de orígenes y culturas distintas que conviven en un espacio moderno, donde hacen una experiencia de un año, ofreciendo su trabajo, mientras se forman en el diálogo fraterno, que en pocas palabras, es el amor recíproco. Desde pasar por la fábrica de bombones, hasta ver a los jóvenes cortando el pasto, en cada paso que das por esa ciudad se respira un aire diferente.

¡Varios Chxmu de la redacción TEENS estuvieron presentes en el congreso y nos cuentan su experiencia!

“Hola! Soy Julieta de Bs.As, tengo 13 años. Mi experiencia llegando a la Mariápolis fue increíble, fueron momentos únicos que yo siempre soñé! Me imaginaba ese lugar como algo inmenso y repleto de amor, que los días 23 y 24 de Octubre confirme con mucha alegría!  Con cada palabra mínima desde un “hola”, o hasta un “buenos días” sentía esas ganas de brindar ayuda a los demás. Me quedé con ganas de más; de más días como estos llenos de amor y empatía por los demás, por su realidad y situación.
A partir de hoy, me comprometo a vivir la regla de oro desde el minuto uno de mi día “no hacerles a los demás lo que no me gustaría que me hagan, y hacerle a los demás lo que sí les gustaría que le hagan”

“Para mí el encuentro en la Mariápolis fue hermoso y muy llenador. Ver a tantos chicos que tienen ganas de comprometerse para construir un mundo unido me llena de motivación para seguir apostando por el ideal de la unidad en mi día a día. Fue un hermoso momento para desconectarse de las preocupaciones que el fin de año trae y para conectarse con uno mismo!” Fran de Córdoba,18 años.

“¡Yo soy Rosario de Bs As y tengo 15 años! La verdad es que el congreso fue una muy linda experiencia! Siento que es algo que todos deberían al menos vivir alguna vez!
Compartir, conocer, vivenciar; son palabras que para mí describen lo que es la Mariápolis y lo que sentí con el entorno en el que estuve.”

“Esos dos días los viví muy a pleno gracias a la alegría inmensa y amor fraterno que cada persona me transmitía! Pero cuando volví dije… ¿y ahora, qué?    Este tipo de experiencias siempre son un mimo al alma, pero ahora el desafío está en llevar todas estas vivencias a mi día a día, ¡y ponerlas en práctica! Me ayudó también a reconfirmar este sí a un mundo más fraterno, empezando por el que tengo al lado! ” Valentina de Bs. As,17 años.

Algunos de los jóvenes respondieron también a algunas preguntas…

Si la Mariápolis fuera un color, ¿Cuál sería?

Sería amarillo, porque para mí este color representa la alegría y el reencuentro, la felicidad plena, pero también la luz y la interioridad.

¿Y si fuera un sabor?

¡Sería salado porque me produce satisfacción y ganas de más!

¿Si fuera una textura?

Suave, por la comodidad y la tranquilidad que se vivió.

Encuentro, paz y fraternidad son palabras que describirían a grandes rasgos lo que fue este fin de semana. Dos días a puro amor son lo que jóvenes y adultos se llevaron de esta increíble experiencia! El desafío ahora está en compartir todo esto, llevándolo cada uno a sus hogares, amigos, y no tan conocidos! 

por Valentina Mucchiut, Redacción Teens Conosud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *