in ,

ES | Mariápolis Lía 2022 ¿Por qué no?

Qué lindo es poder conocernos, conocer al otro y plantearnos nuestro proyecto de vida.

Hoy te invito a descubrir pinceladas de la experiencia que están haciendo los chicos y chicas que habitan en la Mariápolis Lía.

Son jóvenes que llegan de distintos lugares de nuestra Argentina y también de otros países para hacer una experiencia de vida diferente. Donde las barreras que pueden generar el idioma, la cultura, las edades son superadas gracias a vivir la única ley de ese lugar, la regla de oro. Experimentando las 24hs del día,  que viviendo “hacer al otro lo que te gustaría que te hagan a vos” se pueden construir relaciones de fraternidad.

¡Mirá lo que tienen para contarnos!

Hola soy Laureano Joaquín, de Córdoba, Argentina, y tengo 18 años. Llegué a la Mariápolis por mi papá, él hizo la experiencia en el año 84′. Estoy trabajando en el área de mantenimiento y también en la Fábrica Sorriso, donde producimos mermeladas, helados y bombones.
¿Vale dejar un año de tu vida, tus proyectos, para ir hacer la experiencia?
Vale todo el tiempo del mundo esta experiencia, ojalá fuera más…La decisión de venir a la Mariápolis puede ser complicada, es dejar todo atrás, el trabajo, la familia, novio o novia, es dejar tu vida atrás, y si logras decidir venir es algo que te va a marcar toda tu vida, vas a hacer amigos que vas a tener toda la vida, y cuando digo amigos, realmente son AMIGOS y vas a poder contar con ellos en todo, ya que después de todo la Mariápolis es la gente que está en ella, puede que lo veas como un año desperdiciado, pero realmente es un año invertido en vos, decidí bien y disfrutá lo que pueda pasar.

Desde adolescente que participo del movimiento de los Focolares, pero sentía en mi corazón que necesitaba vivir una experiencia más fuerte y completa. El año pasado vi la fiesta de los jóvenes que se realizó en la Mariápolis Lía, y me encantó!! Entonces decidí venir a hacer la experiencia.  Me encanta la Mariápolis, creo que es uno de los lugares más lindos que recorrí,  estar todo tiempo en contacto con la naturaleza es lo mejor de todo. Y estoy construyendo relaciones muy fuertes de amistad. Estoy conociéndome más y aprendiendo a conocer al otro.  ¿Para qué venir?… para vivir una oportunidad única! Es verdad que antes de venir yo sentía un poco de miedo, no sabía el idioma, iba a salir de mi país,  dejar mi familia y también saber que iba convivir con personas de distintas culturas me daba cierta inseguridad, pero eso es lo más lindo que hay!!!!  La mariápolis es como “una burbuja del amor”, es como un laboratorio donde todos los días hacemos nuevos experimentos viviendo la regla de oro,  a veces cometemos errores, pero acá cada día es un día nuevo para recomenzar y amar al otro. Y todo lo que aprendemos en este lugar, vamos a llevarlo a nuestras casas, a nuestra vidas fuera de “la burbuja”. Raquel, de Uauá, Bahia, Brasil,19 años.

Hola a todos y todas! Soy Carlos, tengo 23 años y soy de la ciudad de Santa María, Catamarca, Argentina. La verdad que estoy muy feliz de estar aquí ya que fue un sueño que tenía desde hacía años y nunca lo podía concretar por miedos internos.  Cabe destacar que la Mariápolis es un lugar extraordinario que tiene la Argentina, es como soñar despierto, es tener la sensación de estar en otro mundo, como decía Marcos Cerviño “hay otro mundo y está en este”, es respirar un aire de paz, de armonía… es amar la naturaleza que tenés a tu alrededor.  Esta experiencia es tanto un regalo de Dios como una elección de todos los días. Cada mañana es una elección que conlleva mucha responsabilidad y libertad para mi vida. Lo haces por amor al que te creó.  Estando aquí pude reflexionar sobre mi vida haciéndolo mediante 3 ejes con sus 4 dimensiones correspondientes, y que tiene un objetivo: lograr que el ser se construya, que sea amor para los demás y tenga libertad para elegir a lo que Dios lo llama. Descubriendo poco a poco las respuestas a preguntas clave como ¿Quién soy? ¿Dónde estoy?¿Quién es el otro que no soy yo? y cuál es mi proyecto de vida, mis elecciones. “

Hace unos años atrás vine a la Mariápolis junto a mis padres y hermana, para hacer una experiencia como familia.  Y desde ese momento quedé enamorado de este lugar y con ganas de volver, así que acá estoy! Trabajo en el sector de recepción de los huéspedes. Me preguntan si vale la pena venir??  Vale totalmente la pena!!! Les diría que el camino nunca es incorrecto cuando se dirigen a Dios, esta experiencia ayuda a crecer muchísimo, vivan el momento presente y vengan derecho. ” Sebas, de Caaguazú, Paraguay, 18 años

Ahora … Mariápolis 2022 ¿Será mi momento?

Unelen Morales, Redacción Teens Conosud

 

3 Comments

Leave a Reply

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

IT | Amore e Amicizia